martes, 22 de octubre de 2013

Se juntaron libertad e igualdad...

Aveces se me viene un pensamiento, tonto, que se repite.
Alguna vez, hace mucho, la libertad y la igualdad se unieron, algún loco, las pensó juntas. Lucho por ambas.
Estas se vieron, y no se pudieron separar jamas. Nació lo que llamamos amor, hijo de ambos, es libre e igualitario. Solo anda por ahí, se suele posar en las personas, y cuando alguna de estas intenta apresarlo o deformarlo este vuela rápido, otra vez, a la libertad. El amor se fue.
Sera por eso que ya nadie puede luchar por la igualdad o por la libertad como si fueran cosa distinta. Aquel que solo lucha por la libertad termina olvidándose que si uno tiene menos que otro, no hay libertad posible. Aquel que lucha solo por la igualdad, se olvida que de nada vale ser iguales, sino tenemos como expresarla.
Por eso. El amor vence al odio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada